Salud Animal


Fuegos Artificiales y Ansiedad: ¿Cómo controlarla?


5 de Diciembre / Comportamiento

El sonido potente de los fuegos artificiales afecta directamente el sistema nervioso de los animales, provocándoles miedo y ansiedad. Esconderse o salir corriendo son algunas de las reacciones instintivas más comunes y que pueden terminar con una mascota extraviada o herida. 

Debido a la ansiedad que provoca el sonido, la vibración, las luces e incluso el olor de los fuegos artificiales, en la noche del 31 de diciembre se producen más extravíos de mascotas que en ninguna otra fecha del año. Más grave aún, algunos animales que pierden el control son capaces incluso de provocarse daño en su desesperación por escapar o esconderse.

Por este motivo, es muy importante que nos preparemos a conciencia y que sepamos responder a los temores de nuestros fieles compañeros. Te entregamos aquí un completo set de recomendaciones para que este año nuevo solo tengamos motivos para celebrar:

  1. Comprueba que tu perro o gato tenga su chapita identificadora en buen estado y legible. En caso de que escape, será su mejor opción de volver a casa.
  2. Comienza desde ahora a preparar a tu mascota frente a los ruidos, exponiéndolo regularmente a sonidos fuertes que lo irán desensibilizando para prevenir una fobia descontrolada durante el año nuevo u otra fecha en que se acostumbre lanzar fuegos artificiales.
  3. Si no estarás en casa durante las celebraciones, deja una luz prendida para que la oscuridad no incremente su ansiedad. Además, es buena idea –en el caso de que el perro o gato permanezca adentro—cerrar las ventanas y cortinas para atenuar el ruido, y dejar una radio o la televisión encendida a un volumen prudente para mitigar el sonido de las explosiones.
  4. En caso de que el perro o gato haya presentado otros episodios de ansiedad como correr descontroladamente al interior de la casa, romper objetos o hacerse daño, prepárale una habitación especial y déjale sus juguetes favoritos, agua y comida para que esté lo más cómodo posible. Ubica un manta debajo de una mesa o cama para que tenga un lugar donde esconderse y retira cualquier objeto que pueda dañarlo en caso de que salte o corra.
  5. Actúa normalmente para evitar traspasarle tus preocupaciones al animal. En caso de que se presente un episodio de ansiedad, actúa tranquilamente y nunca lo fuerces a acostumbrarse a los ruidos sacándolo de su escondite. Recuerda que un animal asustado puede volverse agresivo de forma inesperada.
  6. De ser posible quédate junto a tu mascota para confortarla y hablarle. Debes ser cariñoso pero no demasiado para no incrementar su ansiedad. Si no puedes, intenta regresar a casa lo antes posible para ver cómo está y soltarla en caso de que la hayas dejado encerrada. Chequea si tiene algún síntoma de stress como ladrar excesivamente, correr, orinarse, esconderse, saltar, gemir, temblar, jadear o rehusarse a comer. En estos casos, lo mejor es sacarlos a pasear (siempre con correa) y dejarlos que duerman adentro por esa noche para que logren calmarse.
  7. Para fobias severas que no pueden ser tratadas a través de estas recomendaciones, acude a tu veterinario para evaluar medicamentos o sedantes que podrían ser una buena solución. La alternativa es recurrir a un experto en comportamiento que te ayudará a desensibilizar a tu animal para que superen su miedo.
Leido 3294 veces

Otros artículos

next prev

Volver





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto