Salud Animal


Cómo ayudar a los gatos callejeros en invierno


10 de Agosto / Control de salud

La mayor parte del tiempo, los gatos que no tienen un hogar establecido son capaces de cuidarse a sí mismos, defendiéndose cuando corresponde y buscando su propio alimento. Sin embargo, el frío del invierno endurece sus condiciones de vida y puede poner en peligro su sobrevivencia.

Hablar de los gatos callejeros y de por qué debemos ayudarlos puede generar una discusión en torno a si es válido o no hacerlo. A muchas personas no le gusta que haya animales sueltos dando vueltas cerca de sus casas y en muchos casos argumentan preocupaciones acerca de la higiene y seguridad.

Sin embargo, está comprobado que la presencia normal de gatos en nuestros vecindarios puede ser muy beneficioso para la comunidad que lo habita, ya que mantienen a raya las poblaciones de roedores sin necesidad de recurrir a elementos tóxicos como venenos o trampas. En este sentido, nuestros amigos felinos son la solución verde y sustentable para la plaga de ratones, quienes sí son portadores de una gran variedad de enfermedades contagiosas.

Ayudar a un gato callejero, por lo tanto, es un servicio que nos ayudará a mantenernos sanos y que además enseña valores a nuestros hijos como el respeto por la vida. Si eres de los que está de acuerdo con este argumento, pon atención a los siguientes consejos para darle una mano a quien nos protege silenciosamente durante todo el año:

Refugio

Los gatos no necesitan mucho espacio para estar cómodos y protegerse del frío y la lluvia. Un pequeño lugar para que pueda ponerse de pie y moverse ligeramente es suficiente para ellos.

La construcción de un espacio de abrigo es muy fácil, ya que solo necesitarás elementos básicos como cajas de cartón o plástico, cubos de basura que ya no uses o cualquier elemento que sirva para cobijarse y que no sea demasiado abierto (así no se pierde el calor). Agrega un par de agujeros para darle ventilación y ubícalo en un lugar oscuro para que el gato se sienta seguro.

Si te entusiasma la idea, puedes ir un poco más lejos y agregar algunas mantas. Recuerda siempre situar el refugio en altura para aislarlo del frío, la humedad y posibles posas que se puedan armar en días de mucha lluvia.

Alimento y Agua

Nuestros amigos felinos requieren más calorías y grasa durante los meses de clima frío para satisfacer sus necesidades de energía. Para ello, puedes dejar un alimento de gato que le brindará una nutrición mucho más balanceada que lo que acostumbran a comer.

Del mismo modo, un plato con agua fresca siempre será bienvenido. La única precaución que debes tomar es revisarlo periódicamente para que no se congele durante la noche o las mañanas frías.

El lugar donde ubiques el alimento y el agua también es importante, ya que debe estar protegido de las bajas temperaturas y de la lluvia. En este sentido, mientras más cerca del refugio esté, mejor será para el gato ya que evitará aventurarse demasiado para acceder a ellos.
Con estos dos simples pasos, estarás ayudando a proteger a nuestros amigos felinos.

Leido 4810 veces





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto