Salud Animal


¿Qué es la preñez sicológica?


23 de Mayo / Control de salud

La pseudo preñez o preñez sicológica, comunmente conocido como embarazo sicológico, es una condición en la que el animal presenta signos de preñez sin estarlo realmente. Generalmente, la perra afectada da cuenta de esta situación uno o dos meses después de terminar su celo a partir de un desorden hormonal que, dependiendo de su severidad, puede durar más de un mes.

Signos clínicos

Los signos más comunes y a los que debemos estar atentos en un caso de pseudo preñez son los siguientes:


• Cambio en el comportamiento.
• Actividad maternal (anidación o tiende a tomar y proteger algun peluche o juguete)
• Inquietud
• Distención abdominal
• Crecimiento de las glándulas mamarias
• Vómitos
• Depresión
• Pérdida de apetito
• Secreciones en las glándulas mamarias

Causas

El motivo exacto por el cual se produce esta condición es desconocida, sin embargo se cree que un desorden hormonal podría ser el factor determinante, especialmente por un desbalance de progesterona y prolactina. Existen casos, por ejemplo, en el que síntomas de pseudo preñez se producen 3 o 4 días después de una ovario histerectomía (extirpación quirúrgica de los ovarios y útero).

Diagnóstico

Al acudir al veterinario es importante tener a mano el historial clínico del animal para tener un panorama completo de su estado de salud y describir con detalle los cambios de comportamiento que ha tenido en los últimos días. Si hay sospecha de pseudo preñez, el médico realizará un chequeo físico completo para evaluar su condición. Algunas pruebas rutinarias pueden incluir análisis de sangre como perfil bioquímico, hemograma, exámenes de hormonas, examen de orina, entre otros, normalmente para descartar alguna enfermedad que pudiera estar ocasionando problemas.

El diagnóstico más certero, sin embargo, se realizará a partir de una Ecografía para observar los tejidos blandos y así comprobar que no haya un embarazo real, quistes ováricos o una infección uterina.

Tratamiento

A menos que los síntomas persistan en el tiempo, el tratamiento no es necesario en algunos casos. En caso de requerirlo, el médico veterinario podrá recomendar alguna terapia o incluso sugerir una ovariohisterectomía para prevenir eventos futuros.

En lo inmediato, si estás viviendo con una perrita con pseudo preñez, puedes palpar sus glándulas mamarias y ver si estas están con aumento de temperatura o de tamaño, y si presenta molestias al tocarlas, puedes usar paños frios para aliviarla. En casos más severos, un collar isabelino también puede ayudar a prevenir la autoestimulación y el lamido excesivo. Pero si las molestias persisten, las glándulas mamarias siguen aumentando de tamaño o presentan secreción, lo mejor es acudir a su medico veterinario lo antes posible para evitar posibles complicaciones.

Leido 2358 veces





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto