Salud Animal


9 motivos por los cuales tu perro o gato pierde peso


10 de Noviembre / Control de salud

Cuando está planificado, la pérdida de peso puede ser muy beneficiosa para animales que se encuentran en riesgo de sufrir desórdenes endocrinos como el hipotiroidismo, la diabetes o la enfermedad de Cushing, además de que disminuye también el avance otras enfermedades como la artritis.

Sin embargo, si notas que tu mascota está adelgazando sin motivo aparente, especialmente de forma abrupta, entonces debes estar alerta porque podría estar desarrollando una condición grave como las que detallamos a continuación.

Disfunción Renal

Una falla en los riñones podría ser la causa de una pérdida de peso acelerada, especialmente cuando se perciben otros síntomas como vómito, pérdida de apetito, exceso de sed y aumento de micción. Si sospechas que este es el caso, acude a tu veterinario para que determine mediante exámenes de sangre y orina, si es que hay un problema que deba ser tratado.

Enfermedad gastrointestinal

Parásitos, inflamaciones intestinales o alergia a ciertos alimentos son una de las causas más comunes de la pérdida de peso, ya que el animal deja de absorber los nutrientes del alimento de forma correcta. Una visita al veterinario y algunos exámenes (fecales, entre otros), dará con el diagnóstico certero para iniciar el tratamiento.

Enfermedades Dentales

Dolor al interior de la boca, exceso de sarro, abscesos en las raíces de los dientes o incluso fracturas dentales le impedirán al animal comer con normalidad, lo cual provocará inevitablemente un adelgazamiento. Examina la boca de tu perro regularmente y llévalo don de un profesional médico si es que sospechas que algo anda mal.

Diabetes

La diabetes mellitus es una enfermedad endocrina provocada por la disminución de la insulina o por una respuesta inadecuada a ella. Sus síntomas más comunes son los cambios de peso, aumento de sed y micción, debilidad en las patas posterior, letargo y pérdida de masa muscular. Para establecer un correcto diagnóstico de esta enfermedad es necesario tener un historial médico detallado, examinar físicamente al animal y realizar exámenes de sangre y orina. El tratamiento generalmente incluirá una dieta especial e inyecciones regulares de insulina.

Enfermedades hepáticas

El hígado es un órgano vital que remueve toxinas del cuerpo y ayuda a la digestión de los alimentos. Por lo tanto, una falla puede generar problemas muy serios para el animal. Generalmente la pérdida de peso por causa de una enfermedad hepática va acompañada de vómitos, decoloración de la piel (se torna amarilla) y letargo. Para diagnosticarla, el veterinario deberá hacer exámenes de sangre o incluso una ecografía para comprobar el estado del hígado.

Hipertiroidismo

Esta condición es más común en gatos que en perros y se produce por un tumor no canceroso en la tiroides, lo cual provoca un aumento en la producción de hormonas tiroideas.

Los síntomas de este problema son, además de la pérdida de peso, vómitos, diarrea, hiperactividad y cambio de conducta. Una vez diagnosticada la enfermedad mediante análisis de sangre, el veterinario deberá remover el tumor de forma quirúrgica o establecer una terapia con medicamentos.

Infecciones

Existen varias enfermedades infecciosas que pueden provocar un adelgazamiento abrupto del perro o gato. La mayoría de ellas se previenen mediante vacunación, por lo cual es fundamental tener el calendario de vacunas de nuestras mascotas al día.

El parvovirus y el distemper son dos de las más comunes en el caso de los perros, son muy contagiosas y pueden poner en riesgo la vida del animal. Sus síntomas incluyen vómito, diarrea, dificultad para respirar y tos.

En el caso de los gatos, la peritonitis felina es una enfermedad mortal que ataca las paredes del tracto intestinal, aunque no es demasiado común que se produzcan contagios en mascotas que viven en casas.

Cáncer

Esta es otra enfermedad que en algunas versiones puede provocar pérdida de apetito y adelgazamiento. Si notas que tu mascota dejó de comer normalmente y está aletargada, lo mejor es acudir a un veterinario para que examine completamente al animal y establezca mediante rayos x y ecografías si es que hay presencia de tumores en los tejidos.

Nuestra clínica posee más de 15 años de experiencia en oncología animal, motivo por el cual se ha convertido en el centro de derivación de pacientes más importante del país.

Stress

El stress o la ansiedad también afectan los hábitos alimenticios de nuestras mascotas. Un cambio de casa, un nuevo integrante en la familia o un evento traumático puede desbalancear emocionalmente al animal y provocar una pérdida de peso. Si este es tu caso, trabaja mucho el refuerzo positivo y resérvale un lugar especial en la casa para que encuentre refugio y tranquilidad.

Leido 12966 veces





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto