Salud Animal


10 mitos sobre perros y gatos


9 de Junio / Control de salud

Con la cantidad de información y mitos sobre perros y gatos que circula acerca de nuestras queridas mascotas, a veces es difícil distinguir un mito de la realidad, lo cual puede ser peligroso en algunos casos.

Un animal que vive dentro de la casa no se contagia de pulgas

A pesar de que no salgan regularmente a la calle, existe la posibilidad que tu perro o gato se contagie de pulgas, ya que sus larvas o huevos pueden entrar a través de la ropa o los zapatos. Una vez dentro, una sola pulga adulta puede poner miles de huevos en una alfombra o en el pelaje de tu mascota. Esto rompe con este mito de perro

La nariz seca es indicio de que el perro está enfermo

Este popular mito de perro es falso, ya que la temperatura y humedad de la nariz de un perro puede cambiar por las condiciones ambientales o la temperatura, pero no por causa de una enfermedad. Generalmente, los síntomas más comunes de alguna patología son pérdida de apetito, decaimiento o vómitos.

Los gatos siempre caen de pie

Los gatos son extremadamente ágiles, flexibles y de reflejos muy rápidos. Sin embargo, no es cierto que siempre caigan de pie y evidentemente pueden resultar gravemente heridos si aterrizan en otra posición. Por lo tanto, siempre hay que tomar precauciones en la casa y mantenerlos lejos de ventanas abiertas que se encuentren a grandes alturas y así evitar el llamado "síndrome del gato volador".

La comida casera es mejor que la envasada

Puede ser cierto solo en algunos casos, dependiendo del "chef" de la casa. En general, la comida para perros y gatos envasada contiene todas las vitaminas y minerales que son esenciales para la salud de nuestras mascotas en un formato bien balanceado. La comida casera puede ser una buena opción, siempre y cuando, incluya todos los nutrientes necesarios y en la proporción correcta. En estos casos, lo recomendable es conversarlo previamente con un veterinario, ya que los requerimientos nutricionales y la digestión de perros y gatos son diferentes del humano y entre sí.

La boca de los perros es más limpia que la de un humano

Hay quienes creen que la boca de sus perros es mágicamente limpia, a pesar de que toma contacto durante todo el día con tierra, pasto, basura, insectos y otros animales. En este sentido, todos los perros tienen bacterias en sus bocas, aunque la mayoría de ellas no son causantes de ninguna enfermedad que pueda transmitirse a un humano. El exceso de ellas en animales con mala higiene bucal puede producir sarro u otras complicaciones que solo podrán resolverse mediante un destartraje.

Los gatos necesitan tomar leche

Lo cierto es que los gatos no necesitan leche para mantener una dieta balanceada. Otro mito de gato. De hecho, muchos de ellos son intolerantes a la lactosa y pueden sufrir problemas gastrointestinales cuando la consumen. Para hidratarse, el agua es lo más efectivo, ya que además lo ayuda a tener una buena digestión, una regulación de temperatura óptima y una distribución correcta de electrolitos.

Un perro que mueve la cola es un perro feliz

Efectivamente los perros felices mueven la cola, pero también lo hacen cuando están agitados, asustados y nerviosos. Por lo tanto, antes de acercarte a un perro que no conoces, asegúrate de que efectivamente esté de buen humor, preguntándole antes a su dueño o considera  otras señales como la mirada, la posición de las orejas y la actitud corporal en general. Otro mito de perro 

Los gatos tienden a ser obesos

El único motivo para que un gato engorde, es que esté ingiriendo demasiada comida o esté haciendo poco ejercicio (o las dos). Por lo tanto, no es una condición innata del animal y solo es gatillada por una nutrición descuidada (que puede desencadenar problemas serios como la diabetes) o por otros factores como la castración. Para este último caso, existen alimentos especiales para mascotas que te ayudarán a mantenerlo en su peso ideal.

Los perros no ven en colores

Por algún desconocido motivo se extendió el mito de perro de que solo pueden ver en blanco y negro. Sin embargo, los últimos estudios médicos han demostrado que sí son capaces de distinguir colores, aunque de forma diferente a los humanos. Debido a la forma de los conos de la retina, su espectro de visión les permite distinguir bien el azul y el violeta, pero no el el verde y el rojo que son percibidos de forma más grisácea. Por este motivo es preferible comprar juguetes o pelotas azules para que les sea más fáciles de distinguirlos en el pasto.

Los gatos pueden vivir con una dieta vegetariana

Este mito de gato no solo es falso, sino también muy peligroso. Los gatos son animales carnívoros y, por lo tanto, dependen de los nutrientes esenciales que les proporciona la carne, tales como la taurina, un aminoácido que resulta vital para el sistema cardiovascular. Por este motivo, asegúrate que el alimento que le estés dando contenga este compuesto esencial.

Leido 3421 veces





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto