Salud Animal


Mi gato cree que su caja sanitaria es mi cama


25 de Mayo / Comportamiento

Si tu gato de pronto comenzó a orinar en tu cama, en sillones o en la alfombra sin explicación lógica, es posible que pueda deberse a una condición médica. Por ejemplo, un cálculo renal o una infección urinaria podrían ser la causa de que el animal no pueda contenerse fuera de su caja de arena.

Otra causa posible se encuentra en la ansiedad o stress que pudiera tener la mascota y que provoca desajustes hormonales en el cuerpo. Esta condición se llama cistitis idiopática y su síntoma más evidente es la inflamación de la vejiga.

Por lo tanto, si sospechamos que nuestro gato pudiera estar sufriendo alguno de estos fenómenos, la primera recomendación es acudir a un médico veterinario, especialmente si los accidentes son frecuentes y en distintos lugares a la vez.

Si ya cumplimos con este primer paso, entonces el motivo de por qué nuestra querida mascota está haciendo en lugares prohibidos, es más bien conductual y tiene que ver con la calidad, ubicación o cantidad de cajas de arena.

Por ejemplo, si la arena es de mala calidad y no lo suficientemente absorbente, entonces probablemente el gato dejará de utilizarla, ya que su instinto lo obligará a usar espacios en el que su olor quede lo más escondido posible.

Otro factor es la ubicación, ya que un lugar demasiado expuesto, ruidoso o alejado de la actividad regular, desincentivará el uso de la caja de arena por parte del gato.

El número de cajas también puede ser motivo de discordia. Mientras que algunos gatos necesitan un solo lugar para hacer sus necesidades, otros prefieren espacios diferenciados para orinar y defecar respectivamente. Si hay más de un gato en la casa, con mayor razón debiéramos considerar aumentar el número de "baños" disponibles para nuestras mascotas.

Por último, otra causa probable que explique un comportamiento raro en el animal, es algún cambio considerable que haya ocurrido en la casa, tal como la llegada de un nuevo integrante (humano o mascota), lo cual genera ansiedad o stress.

Por lo tanto, y tomando en cuenta estos factores, los medios para corregir una conducta inadecuada son los siguientes:

1. Consigue una buena caja (ojalá que no sea de plástico), con arena de calidad, suave e inodora.

2. Reubica la caja si es que está en un lugar con demasiado tránsito, con mucho ruido o muy lejos. Prueba hasta encontrar el sitio perfecto.

3. Limpia cuidadosamente los lugares donde ya se ha orinado, ya que el olor que ha quedado impregnado lo invitará a hacerlo nuevamente.

4. Una buena idea es hacer que la cama, el sofá o la alfombra se vuelva un lugar poco atractivo para orinar. Por ejemplo, puedes cubrirlos durante algún tiempo con un plástico o incluso la cortina del baño para que al gato definitivamente no le den ganas de hacer sus necesidades ahí.

5. Sé paciente. Los cambios de comportamiento no se producen de la noche a la mañana y requieren de mucha constancia.

Recuerda que al castigar al animal no conseguirás resultados positivos y solo harás que se sienta más nervioso y asustado.

Leido 21282 veces

Otros artículos

next prev

Volver





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto