Salud Animal


¿Es bueno compartir la cama con nuestros perros?


29 de Abril / Comportamiento

No hay duda que la sensación placentera de dormir con nuestras mascotas es recíproca, especialmente en invierno cuando nuestros mejores amigos se convierten en excelente guateros para capear el frío. Además, algunos estudios señalan que el acto de compartir el sueño con un perro ayuda a bajar los niveles de ansiedad, relaja y entrega una sensación de protección que mejora la calidad del descanso.

Sin embargo, es normal que surjan varias preguntas que tienen que ver con la higiene y el comportamiento de los animales. En este sentido, ¿es recomendable compartir la cama? ¿Podemos contagiarnos de alguna enfermedad al hacerlo? ¿Es apropiado darle ese espacio privado a una mascota?

Establece Límites

Según los expertos, no existe ningún tipo de restricción predefinida para dormir con animales. El beneficio de hacerlo es mutuo, siempre y cuando estemos de acuerdo en hacerlo y no sea una demanda insistente del animal.

Desde el punto de visto del perro, ellos disfrutan hacerlo, ya que sienten la necesidad de dormir cerca o junto a los miembros de su grupo social. Por este motivo, les resulta muy agradable y natural acurrucarse a tu lado, ya que se siente protegidos y abrigados.

Sin embargo, es importante que fijemos límites, ya que de lo contrario podríamos incentivar conductas inapropiadas en el animal. Por ejemplo, es fundamental que el perro obedezca cuando se le ordene bajarse de la cama o cuando se le dé cualquier otra instrucción. Establecer un liderazgo permanente sobre el animal mejora significativamente su comportamiento y previene la agresividad competitiva.

Evita la territorialidad

Los perros son territoriales por instinto, y marcarán el espacio que consideran suyo. Por este motivo, no es poco común que algunos de ellos confundan su rol dentro del hogar y orine incluso tu cama u otros espacios si lo considera como propios.

Si este es tu caso, entonces debes considerar darle al perro su propia cama y, en lo posible, su propio espacio, ya que así lo ayudaremos a ser más autónomo. Esta solución es efectiva, además, para aquellas mascotas que sufren excesiva dependencia con sus dueños y que suelen sufrir ansiedad por separación u otros problemas similares.

¡Cuidado con la higiene!

Si queremos compartir espacios de nuestra casa con un perro, debemos ser muy conscientes de que el animal perderá pelo, posiblemente tendrá las patas sucias y que existe la posibilidad de se contagie de pulgas o garrapatas. Por este motivo, la regla número uno es siempre contar con las medidas mínimas de higiene, especialmente aquellas que tengan que ver con la desparasitación.

Además, hay otras enfermedades bacterianas o virales que podría transmitirte el animal y que son llamadas zoonosis, motivo por el cual es esencial cumplir con el calendario de vacunación para proteger al perro y a tu familia.

Por otra parte, existen personas que son alérgicas a los animales y que hacen muy difícil la convivencia. Si sospechas que puede ser tu caso, lo más recomendable es dejar de compartir la cama y acostumbrar al animal a tener su propio lugar de descanso, ya que los agentes alérgenos de los perros provienen de su saliva y glándulas sebáceas que se adhieren a alfombras, colchones y ropa.

En resumen, la experiencia de tener un contacto cercano y cariñoso con una mascota es una decisión personal que se debe basar en la propia experiencia, considerando siempre las variables que hemos presentado. Con una correcta higiene y un comportamiento adecuado no debiera haber mayores problemas en disfrutar de la compañía cercana de nuestros mejores amigos.

Leido 2817 veces

Otros artículos

next prev

Volver





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto