Salud Animal


Fármacos de humanos para perros ¿es bueno para nuestro mejor amigo?


14 de Julio / Control de salud

Es verdad que algunos de nosotros nos esforzamos en que nuestra mascota sea nuestro mejor amigo. Los bañamos, los vestimos, les conversamos. Pero a la hora de recetarles un medicamento, tratar a nuestra mascota como a un amigo puede enfermarlo o incluso llevarlo a poner en riesgo su vida. 

De la misma manera que a nosotros no se nos ocurre tomar los medicamentos de nuestro perro cuando está enfermo, tampoco deberíamos hacerlo en el caso contrario, dado que ellos no toleran ciertas sustancias que los humanos sí toleramos. El concepto de amistad hacia nuestras mascotas implica una tenencia responsable, realizar las cosas debidamente.

Aunque hay algunos fármacos para humanos que sí se recetan a perros, éstos deben ser estrictamente vigilados por un veterinario. Acá te dejamos cinco ejemplos de medicamentos que bajo ninguna circunstancia pueden ser ingeridos por nuestra mascota. Ojo, también existen las ingestas involuntarias, por lo que debemos guardar los fármacos lejos del alcance de nuestro perro. En caso de que la mascota ingiera un medicamento de forma accidental, debemos llevarlo de inmediato a un centro veterinario de urgencias.

1.Antiinflamatorios no esteroidales.
Aunque ese nombre no nos diga mucho, se trata de la conocida aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno, entre otros. Benigno para nosotros, puede poner en riesgo la vida de nuestro perro en algunas circunstancias. Si la mascota los ingiere, puede sufrir problemas gastrointestinales graves, como vómitos, diarreas, dolor abdominal, inapetencia, úlceras, y en algunos casos un fallo renal que le provoque la muerte.

2.Paracetamol.
Como el caso anterior, es otro producto muy habitual, que se usa para calmar los dolores y la fiebre. Si lo ingiere, nuestra mascota puede presentar complicaciones hepáticas y la destrucción de sus glóbulos rojos, con la consiguiente dificultad para transportar el oxígeno.

3.Medicamentos para el colesterol.
Este es uno de los casos en que la ingesta puede ser accidental, ya que no sabemos cómo están los niveles de colesterol de nuestra mascota. Si los come, podría sufrir vómitos y diarreas, aunque sus efectos a largo plazo o producto de una ingesta masiva, podrían ser letales.

4.Benzodiacepina.
Las Benzodiacepinas son medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, que se utilizan para la ansiedad, el insomnio y otros cuadros. Si ve a su perro alterado o ansioso, no piense en que esto lo relajará. Al contrario, le provocará un gran nerviosismo y también puede sufrir daño hepático. Prueba sacándolo mejor a pasear o dejando que corra por un parque.

5.Antidepresivos. 
Aunque los perros también padecen de cambios en la conducta, cuadros depresivos o de tristeza, un antidepresivo no lo mejorará. Es más, puede incluso arriesgar su vida por la reacción adversa que le provoca en su cuerpo. Hay otros métodos mucho más positivos o médicos para alegrarlo que no implican necesariamente un medicamento. Se debe investigar el origen de la causa. 

Leido 10843 veces





Trabaja con nosotros
¿Quieres formar parte de nuestro equipo? Postula aquí, te estaremos esperando.


Gerónimo de Alderete #1567 --
Vitacura - Santiago
Message sent successfully!


 
Diseño y Desarrollo por Kontacto